• Subcribe to Our RSS Feed

Las colas

Feb 16, 2018   //   by Editor   //   Novedades  //  No Comments

Las colas se han vuelto tan habituales para los habitantes de las ciudades venezolanas que los días sin tráfico uno se asusta.

La primera sensación que a uno le invade es que sucedió alguna conmoción de la que uno no se ha enterado y que mantiene a todos los conductores en sus casas.

Buena parte de la vida de un conductor venezolano discurre en las llamadas colas. En Caracas, uno puede pasar metido en ellas hasta tres horas diarias en un día de semana. En una vida de 80 años, cualquier habitante del país podría pasar 10 años en colas fácilmente. Tenemos que inventar qué hacer en estos 10 año.

A continuación varias ideas:

1.- La Universidad de la Valla: utilizar las vallas publicitarias frente a las cuales estamos detenidos tantas horas para realizar cursos de formación universitaria. Con exámenes que se presentarían al estilo de las universidades a distancia. Cada semana se coloca una nueva lección en las vallas. De ida la lección, de vuelta un repaso esquemático.

2.- Para aquel que no quiera estudiar, hemos ideado un sistema para el aprovechamiento de las colas en esas actividades que de ordinario quitan tiempo.

Por ejemplo, aportamos la idea del barbero ambulante para los caballeros y la peluquera ambulante para las damas.

El conductor(a) los toma en un punto del trayecto, estas personas se sientan en el asiento trasero y, mientras va avanzando la cola, le realizan un corte de cabello y, finalizando el corte, el o la estilista desciende.

3. Plan de salud integral ambulante: se trata de médicos que, junto a los vendedores de papitas, se desplazan por las avenidas y autopistas. Cada uno de ellos estará identificado con su especialidad y, dependiendo de las dolencias del conductor, este toma al médico que considere conveniente. Naturalmente que las consultas de urología y ginecología estarán excluidas, por razones más que obvias.

Igualmente, estos servicios estarán disponibles para los que viajen en transporte público, quienes también son víctimas del tráfico.

En fin, los 10 años que un ciudadano venezolano pasa atascado en el tráfico pueden ser tan productivos, ricos y divertidos que puede incluso que las colas se terminen para siempre, porque ya sabemos que, en Venezuela, lo que marcha bien se echa a perder.

Tomado de Así es la vía, una publicación que a través del humor de Edo y Laureano Márquez, muestra un retrato del estado de la seguridad vial en Venezuela.  Fue publicada en 2013 para celebrar el aniversario de Seguros Caracas y la Fundación Seguros Caracas.







Leave a comment

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.